5 ventajas de comprar un local comercial

5 ventajas de comprar un local comercial

Cuando nos proponemos tener nuestro negocio propio, esperamos, sin duda alguna, que tengamos éxito y prosperidad. Anhelamos que las ventas sean buenas, que los clientes sean leales y que permita ofrecer trabajo, así como un beneficio para nuestro crecimiento personal y profesional. Sin embargo, cuán difícil puede llegar a ser lograr estabilidad cuando un comercio cambia de lugar, a causa de la culminación del arriendo del local. Por eso, para lograr sostener en el tiempo el éxito del negocio, te contamos las ventajas de comprar un local comercial, para mantener una mirada al futuro triunfante.

Invertir en un local comercial es una decisión financiera práctica. Permite al dueño apostar en su propio negocio, como tener la visión de un ingreso constante si decide arrendar el inmueble. Es, sin dudarlo, una ganancia positiva para el patrimonio de una persona o negocio.

Te podría interesar: ¿Cómo hacer una inversión inteligente en bienes raíces? 

Ventajas de comprar un local comercial

Tener un local propio no solo apunta a la prosperidad del negocio, sino que garantiza beneficios adicionales.

  1. Mayor rentabilidad: Cuando compras un inmueble, como un local comercial, inviertes en algo que puede aumentar de valor con el tiempo, lo que se conoce como plusvalía. Esto significa que el local que compras hoy podría valer más dinero en el futuro.
  2. Estabilidad a largo plazo: Cuando eres dueño de la propiedad donde opera tu negocio, eliminas la incertidumbre de tener que mudarte debido a términos de arrendamiento cambiantes o incrementos de alquiler. Esta estabilidad brinda una base sólida para tu negocio, porque poseer un local comercial te asegura que tu empresa tenga un espacio permanente.
  3. Gastos mensuales fijos: Cuando compras un local, puedes optar por una hipoteca de tasa fija, lo que significa que tus pagos mensuales no cambiarán durante todo el período del crédito. Esto te permite presupuestar y planificar tus finanzas a largo plazo sin temor a aumentos inesperados. Los únicos gastos variables podrían ser los costos de mantenimiento o adecuaciones.
  4. Libertad de personalizar: Sin las restricciones que a menudo impone un contrato de alquiler, al invertir en locales comerciales puedes modificar el espacio según las necesidades de tu negocio o tus preferencias personales. Esta libertad te permite crear un ambiente que refleje la identidad de tu empresa y atraiga a los clientes.
  5. Es un activo tangible: Tener un espacio propio brinda una sensación de seguridad que otros tipos de inversiones no pueden ofrecer.

En EKS Constructora apoyamos a quienes deciden tomar las riendas de su vida y emprenden, con el fin de tener una empresa exitosa. Para garantizarlo, en nuestro proyecto RG – 73 contamos con un local en la planta baja, con más de 40 metros hábiles, ideales para cualquier negocio. El edificio está ubicado en el centro norte de Quito, sector de Bellavista, en una de las zonas económicas de mayor crecimiento de la ciudad. ¡CONTÁCTANOS! E invierte en el futuro de tu negocio.